miércoles, 2 de junio de 2010

Mis batallitas

Más que una batallita parece todo un "batallón" o mejor una guerra la paliza que se dieron Rafa y sus amigos, eso sí, disfrutando de los encantos de la Sierra Espadán.




. . . Esto no es Galicia, es el bosque encantado del Jinquer, en plena Sierra de Espadán; Para llegar aquí hay que haber dejado atrás ocho puertos; Rafa, al fondo, respira aire puro entre el sufrimiento de sus duras rampas y con los árboles impasibles . . .

2 comentarios:

  1. Hola, quisiera agradecer que linkeis mi blog en el vuestro por lo de la narración de la Superespadán. Quisiera mostrar el placer que nos da a todos los que nos atrevemos a hacerla cada año. Es un lugar magnífico, y para los que amamos el ciclismo y la libertad de la naturaleza es un lugar mágico. Espero que se conserve tan bien.
    En septiembre volveremos, pese a su dureza y tal vez por ello.
    Un abrazo.
    Rafa Mora Sesma

    ResponderEliminar
  2. Espero que entre todos lo conservemos tan magnífico.
    Saludos desde Alcudia.

    ResponderEliminar

Gracias por dejar esas palabricas por aquí.